Sus resultados de búsqueda

Registro de la propiedad: consultas, nota simple y otras gestiones

Publicado por Banker & House en 21/06/2022

Si te has comprado una vivienda o estás a punto de hacerlo, seguro que ya has oído hablar del Registro de la Propiedad. Se trata una oficina pública a la que podrás acudir tanto para inscribir tu inmueble recién adquirido a tu nombre. Como para consultar el estado de la casa o piso que pretendes comprar. ¿Quieres más detalles? Pues sigue leyendo porque te contamos todo lo que debes saber sobre Registro de la propiedad: consultas, nota simple y otras gestiones.

¿Qué es y para qué sirve el Registro de la Propiedad?

Comprar o vender una vivienda es un proceso largo que debe de hacerse de la manera más segura y cómoda posible. Y en este aspecto, entra en juego el Registro de la Propiedad. Una oficina pública en la que te servirán una serie de documentos. Siendo estos de gran utilidad a la hora de iniciar cualquier proceso de compra-venta.

Como ya hemos adelantado, el Registro de la Propiedad es una oficina pública. Se trata de un ente de carácter oficial que se encuentra distribuido por todo el territorio nacional. Tanto en las grandes ciudades como en las medianas o en las cabeceras de comarca. En él trabajan los registradores de la propiedad. Funcionarios públicos cuya misión es la de recoger los datos que atañen a cada bien inmueble. 

Es decir, en Registro de la Propiedad se deben registrar todos los hechos que atañen a una casa, piso, ático, nave, edificio, etc. que exista en nuestro país.

Todo ello será anotado con el objetivo de que cualquier ciudadano que se interese en comprar un bien, pueda saber el estado en el que se encuentra. Esto es, quién es el propietario, si sobre el piso a adquirir recae algún tipo de hipoteca, embargo, o sanción de cualquier tipo. Entre otros datos que nos proporcionará la nota simple que podremos conseguir en dicho Registro de la Propiedad.

La nota simple y la certificación

Para obtener toda la información de la que hablábamos en el apartado anterior, podemos optar por conseguir uno de los dos documentos que nos aporta Registro. Uno de ellos es la nota simple, mientras que el otro, es la certificación.

Tenemos que saber que cualquier persona tiene derecho de acceso a esta información. Pero para acceder a estos documentos deberá hacer una solicitud ante Registro y cancelar el pago pertinente. Es decir, que tanto si somos propietarios, como si pensamos serlo de un bien inmueble, tenemos derecho a solicitar en Registro de la Propiedad, el documento que nos interese.

Veamos a continuación qué información contiene cada uno de los documentos mencionados:

  1. Nota simple: Se trata de un documento meramente informativo. En él encontraremos los datos del último propietario o propietarios que registraron el inmueble. Los derechos que dichos propietarios tienen sobre el bien: pleno dominio, usufructo, hipotecarios, etc. Los datos de la vivienda (metros, descripción, ubicación del mismo, tipo de cargas que soporta o la inexistencia de estas…). Y como hemos apuntado, su valor es solo aportar información, pero no da fe de la inscripción del inmueble.
  1. Certificación: Mientras que, la certificación es un documento oficial que debe de ir certificado por el registrador que la expide. Con sello y firma. O con firma digital. Y solo con él podremos dar fe del asiento o registro de la casa en el Registro de la Propiedad. Y es un documento muy útil en caso de litigio ante la Justicia.

Con cualquiera de estos dos documentos podremos informarnos o informar sobre el estado jurídico de la vivienda. Y, si bien, habrá que pagar por ellos, nos será muy útil si lo que pretendemos en adquirir cualquier tipo de bien inmueble. Pues sólo así sabremos si está inscrito a nombre de la persona o institución a la que vamos a comprárselo, y si sobre él recae algún tipo de deuda. Al igual que también nos será de gran ayuda si lo que pretendemos es vender nuestro piso de Cerdanyola. Pues así, el posible comprador verá cómo se encuentra la vivienda en cuanto a cargas. Y podrá comprobar que es nuestro.

Voy a comprar un inmueble, qué datos puedo obtener en Registro de la Propiedad

Si vas a comprar un inmueble seguro que ya lo has visitado y revisitado. Preguntado a propietario, vecinos, agente inmobiliario, etc. Pero para saber el estado jurídico de la vivienda de Cerdanyola que quieres que sea tu nuevo hogar, lo mejor es obtener la nota simple en Registro de la Propiedad.

¿Qué datos podrás obtener? Pues como ya hemos comentado, obtendrás un documento en el que aparecerán los siguientes datos: 

  • Descripción del inmueble: Ubicación, metros, finca en la que se encuentra.
  • Datos del titular o titulares: Tanto del bien como de los derechos del mismo. Es decir, se puede ser propietario de pleno dominio, tener los usufructos, etc. Pero los datos que aparecerán serán los del último propietario que haya inscrito el bien a su nombre. Pues, como no es un trámite obligatorio, puede que el propietario actual no haya registrado el bien a su nombre. 
  • Cargas que pesan sobre la vivienda: Además, en la nota registral aparecerán las cargas que pesan sobre el inmueble que queremos adquirir. Es decir, si se encuentra embargado, si sobre el mismo hay hipotecas, etc.

Como verás, son muchos los datos, y es importante acudir a la Oficina registral para obtener la nota simple de la casa de Cerdanyola que queremos comprar. Si bien, en la mayoría de los casos, es la agencia inmobiliaria o el propietario quienes suelen facilitar dicha nota. Así, se puede comprobar el estado de la vivienda.

En cualquier caso, es importante comprobar que el propietario que pretende vender el inmueble, es el propietario que aparece en la nota. Y que ésta se encuentra actualizada. De lo contrario, debemos exigir una nota simple actualizada e inscrita correctamente. Y fijarnos sobre las cargas o la inexistencia de cargas que hay sobre el mismo.

En el escenario en el que nos encontrásemos con que la vivienda presenta cargas debemos asegurarnos de que el propietario las cancelará antes de que el bien pase a nuestras manos. Esto debe de especificarse en el contrato de compra-venta por escrito, para que, en caso de que el propietario incumpla el acuerdo, podamos estar protegidos ante la Ley.

¿Cómo consigo la nota simple de la vivienda que me interesa?

Obtener la nota simple de la vivienda que queremos comprar es algo muy sencillo. Si bien, tendremos que desplazarnos hasta la oficina correspondiente. Y pagar la tasa correspondiente.

Pero también podemos optar por pedir al propietario o inmobiliaria que nos la proporcionen. En el caso de Banker & House siempre aportamos de manera gratuita la nota simple actualizada para que nuestros clientes tengan la seguridad de estar invirtiendo en algo que conocen.

Recuerda que la nota simple no debe de tener más de tres meses de antigüedad para que los datos que nos aporta sean confiables.

¿Es obligatoria la inscripción en Registro?

Como ya hemos adelantado previamente, inscribir una propiedad en Registro es algo voluntario. Así que, si acabamos de adquirir un inmueble, no estamos obligados a acudir a cambiar los datos que ya existen en registro. Si bien, es conveniente que lo hagamos pues, así quedará reflejado que nosotros somos los propietarios del mismo.

Y, sobre todo, si estamos pensando en vender la vivienda, es muy recomendable acercarnos a dicha oficina y actualizar los datos de la vivienda. Solo así, podremos aportar un documento confiable al comprador de nuestra casa que será consciente de lo que adquiere.

En el Registro de la Propiedad inscribiremos de manera voluntaria los siguientes datos:

  • Los datos del inmueble.
  • Los derechos reales que tengamos sobre él: hipotecas, resoluciones judiciales o administrativas y servidumbres que les pueden afectar.

Dichas inscripciones tienen un costo que dependerá del valor del inmueble a inscribir. Esas tarifas están aprobadas por el Gobierno y pueden consultarse en el Registro de la Propiedad o en el BOE (Boletín Oficial del Estado).

Ventajas de registrar mi inmueble

Inscribir nuestro bien en el Registro de la Propiedad es voluntario, pero si lo hacemos obtendremos una serie de ventajas. Sobre todo, en cuanto a nuestra seguridad jurídica. Así, podemos destacar:

  1. Tutela jurídica

Una vez que inscribamos nuestro piso de Cerdanyola del Vallès en el Registro de la Propiedad, los derechos que poseemos sobre la vivienda se encontrarán bajo tutela de los tribunales. Es decir, se consideraría cierto lo que ahí se encuentra inscrito.

  1. Facilidad de transmisión

De igual manera, si pretendemos vender, transmitir o ceder el inmueble o los derechos que pesan sobre él, podremos hacerlo con mayor facilidad.

Diferencias entre Registro y Catastro

Llegados a este punto, creemos que también es importante contar las diferencias que existen entre Registro de la Propiedad y Catastro. Entre ellas: 

  1. Ministerios de los que dependen

Una de las principales diferencias que encontramos es el ministerio del que dependen. En el caso de Registro, vemos que depende de Justicia. Mientras que Catastro depende de Hacienda.

  1. Datos que recogen

En cuanto a los datos que recogen cada uno, también difieren un poco. Así, Catastro recoge los datos físicos del inmueble: localización, distribución, metros, etc. Mientras que Registro se ocupa más de los datos del titular y derechos que se tienen sobre la propiedad. Así como de las cargas económicas o de otro tipo que pueda presentar.

  1. Funciones

Por último, las funciones que tienen uno y otro son diferentes. En el caso de Registro, como ya habíamos aportado, su función es la de aportar seguridad jurídica. Mientras que, Catastro cumple la función de servir para fijar determinados tipos de impuestos. Por ejemplo, el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles). Saber cuál es el valor catastral de la vivienda en concreto. O aportar datos que son importantes para la configuración de Planes de Desarrollo Urbano como el PGOU.

¿Coinciden siempre los datos de Registro y Catastro?

En teoría deberían de coincidir, pero no siempre ocurre. En el caso de que nos encontremos con que la anotación registral no coincide con los datos aportados por Catastro deberemos corregir este último.

Para ello, debemos iniciar una subsanación en donde se encuentre el error. Teniendo siempre claro que lo que prevalece es lo que aparece en nuestra escritura. Es decir, lo que estará inscrito en el Registro de la Propiedad.

De esta manera, deberemos presentar una solicitud de subsanación ante la oficina de Catastro. Todo ello con el objetivo de corregir esa discrepancia catastral. Esta solicitud tendrá que ir acompañada por un informe técnico que deberemos encargar a un profesional competente. Es decir, a un arquitecto, arquitecto técnico o topógrafo. En dicho informe se consignará cuál es la diferencia encontrada y se procederá a su verificación por parte de la oficina de Catastro. 

Como habréis visto, obtener la nota simple de una vivienda es algo fundamental. Tanto si queremos comprarla como si queremos venderla pues de esta manera, el proceso será más fácil. En ambos casos será un trámite que no nos llevará más de un par de horas y que nos aportará una gran seguridad. De nuevo, tanto si somos la parte compradora como si somos la parte vendedora.

En Banker & House, inmobiliaria de Cerdanyola del Vallès siempre nos ocupamos de dicho trámite de manera gratuita por nuestros clientes. De esta manera podremos ofrecer toda la información necesaria a quienes se acerquen a nuestras oficinas para interesarse por un inmueble. Y, de igual manera, podemos ayudar a nuestros clientes a inscribir su inmueble una vez que ya lo hayan comprado. 

Nuestra prioridad es que quienes confían en nosotros para adquirir su nuevo hogar o vender su propiedad puedan hacerlo de la manera más fácil. De ahí que nos encarguemos de todos los trámites posibles. Entre ellos, el de la obtención de la nota registral. O de la anotación en Registro de la Propiedad. 

¿Necesitas más información? No dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo.

Comparar Listados


This will close in 0 seconds