Sus resultados de búsqueda

Comisión inmobiliaria ¿Quién paga los honorarios de la inmobiliaria en una venta?

Publicado por Banker & House en 30/03/2022

Si estás pensando en vender o en comprar un inmueble. O, incluso en alquilar, seguro que te estás preguntando quién debe pagar la comisión inmobiliaria. Bueno, todo variará según la situación y la agencia. Pero en términos generales esto es lo que debes saber en cuanto a este pago.

Qué es la comisión inmobiliaria

La comisión inmobiliaria es el pago que se realiza a la agencia inmobiliaria por gestionar la compra-venta del inmueble. Este pago suele hacerse al finalizar la negociación. Es decir, cuando el inmueble se ha vendido o alquilado. Aunque a veces, puede cobrarse por adelantado.

Por lo general, se deberá pagar un porcentaje, que puede ir entre un 3 a 7 % del precio de venta del inmueble. Mientras que, en el caso de los arrendamientos, suele ser una mensualidad.

No obstante, existen otros tipos de comisión aparte de estos. Pues, en muchos casos dependerán del acuerdo entre las partes, además, del tipo de inmobiliaria que realiza el proceso. Y, todos deberán quedar estipulados en los contratos de mediación inmobiliaria. 

Otros factores que sirven para determinar la comisión inmobiliaria, puede ser, la ubicación del inmueble, su estado de conservación o el precio en que se venderá. Existen de igual manera, comisiones fijas, y pagos anteriores o posteriores a la venta. 

Esta comisión inmobiliaria, se pagará por efectuar la intermediación inmobiliaria en la venta, compra o arrendamiento. Y, dependiendo de la agencia, comprenderá también servicios como la evaluación legal de todos los documentos, el home staging, la negociación en la financiación. 

Tipos de comisión inmobiliaria

En España hay varios tipos de comisión inmobiliaria. Estas deberán quedar pactadas por las partes en el contrato con la agencia inmobiliaria. Y variarán dependiendo de los casos. Es decir, dependerá del tipo de negocio que se lleve a cabo: compra – venta o alquiler. Y de la agencia con la que se trabaje.

Comisiones por compra – venta 

Por lo general, el porcentaje de la comisión inmobiliaria que se paga por una compra – venta, oscila entre un 3 y un 7% del precio final de la venta. Sin embargo, esto dependerá del tipo de comisión, la agencia que se contrate, o si se trata de una agencia inmobiliaria online o física.

Algunas agencias tradicionales, pueden ofrecer en lugar de un porcentaje, una tasa fija de acuerdo al tipo de inmueble y otros factores.

De igual forma, las agencias online suelen cobrar comisiones inmobiliarias que se mueven entre los 1.000 a los 8.000 euros. Todo, dependiendo del tipo de servicio, y otros factores que se deberán tomar en cuenta.

En resumen, podemos hablar de cinco tipos:

  1. La comisión fijada según el precio de venta, que va entre el 3 al 7% del precio de venta final.
  2. La comisión de cuota fija, al determinarse un cierto número de operaciones.
  3. La comisión plana, que es una cantidad fija pactada antes de la negociación.
  4. Por tiempo de venta, determinada por el tiempo que tarda la transacción.
  5. Las agencias online, pueden cobrar entre 1.000 a 2.000 euros si es una comisión prepagada, o 4.000 a 8.000 euros, si se realiza al finalizar la venta.

En el caso de nuestra inmobiliaria en Cerdanyola pactaremos la comisión más adecuada para cada tipo de caso.

Comisiones por alquiler

Para alquilar una propiedad, una agencia también te será de gran ayuda. En este sentido, la agencia se encargará de mostrar el inmueble a los interesados, realizar el asesoramiento para colocar el mejor precio, realizar el contrato de arrendamiento y coordinar la firma del contrato. Entre otros servicios.

La comisión inmobiliaria en caso de alquiler, puede variar, dependerá del estado del inmueble, lugar donde se ubica, el costo, etc.

Esta comisión inmobiliaria, podría variar entre un 8 a 10% de la renta anual, cobrándose en una o dos cuotas durante el año. Pero dependerá de los factores anteriormente expuestos, además del valor en el mercado inmobiliario.

Quién está obligado a pagar la comisión inmobiliaria

Como no existe una legislación que indique claramente quien debe pagar la comisión inmobiliaria, todo dependerá del tipo de agencia que lleve la negociación.

Por lo general, es el vendedor el que paga la comisión inmobiliaria, ya que es el interesado en vender, y ha solicitado los servicios de la agencia. Sin embargo, no necesariamente siempre sucede así.

En algunas agencias inmobiliarias, e incluso, en ciertos lugares de España, la comisión puede pagarse entre el vendedor y el comprador. En este caso cada una de las partes pagarán un porcentaje del total de la comisión inmobiliaria. Todo dependerá de la agencia inmobiliaria, y los acuerdos suscritos entre las partes a la hora de la negociación.

En ocasiones, algunos vendedores deciden aumentar el precio de venta del inmueble, para pagar la comisión inmobiliaria. Es decir, incluyen los gastos de vender una casa en el precio total del inmueble. Por ejemplo, si el total de la comisión asciende a 7.000 euros, el valor de la propiedad aumentará esos 7.000 euros.

Este tipo de prácticas puede ralentizar la venta. Ya que, al existir propiedades similares con un menor precio, estás tendrán más probabilidades de venderse en menor tiempo por ser más baratas.

De igual forma, es importante que se deje claro quién pagará las comisiones. Con esto se evitarán malentendidos y nos ahorraremos perder una venta segura. Una manera de dejar claro al comprador que tiene esta responsabilidad, es dejar constancia de ello en la hoja de visita. Este es un documento que se le proporciona al posible comprador cuando ve un inmueble con una agencia. En él, se establece el tipo de comisión a pagar y en qué casos debería pagarlo. Algo que normalmente se hace cuando se cierra el trato de compra –venta.

En cualquier caso, la agencia con la que trabajemos deberá ser clara. Ya que, ha habido casos en que ciertas agencias no explican con detalle esta parte de la negociación. O no se han asegurado de que el posible comprador lo entendía, trayendo malestares a los compradores y dificultando la venta de la propiedad.

Todas estas estipulaciones, son señaladas en el documento llamado, “hoja de encargo”, donde se dejan establecidas con firma de las partes, todos los honorarios y comisiones, al momento de solicitar los servicios de la agencia.

¿Cuándo se paga esta comisión?

El momento de pagar la comisión inmobiliaria dependerá del tipo de agencia contratada. O de los acuerdos a los que han llegado ambas partes. Por lo general, las agencias tradicionales o las agencias online, suelen cobrar una parte de la comisión o su totalidad, al momento de comenzar el proceso de venta.

Otras agencias, cobrarán su comisión inmobiliaria, una vez que se haya realizado la venta del inmueble, y se haya firmado la escritura de compraventa de la propiedad. Mientras que otras pueden cobrar un 50% al iniciar el proceso, y el otro 50% al finalizar la compraventa del inmueble.

En el caso del comprador o arrendador

En el caso de comprador o arrendador, la comisión inmobiliaria quedará sujeta a lo pactado en la hoja de encargo. Pero lo normal es que se cobre a los compradores al finalizar la compra, y a los arrendadores, cuando se realiza el alquiler del inmueble. O cuando se firma el contrato de arras.

Cuando se trata de compradores, en ocasiones el pago de la comisión inmobiliaria, va por cuenta del vendedor. Sin embargo, cuando la comisión es compartida, se pagará un porcentaje del total de la comisión por el vendedor. Y otro por el comprador.

Si el comprador debe pagar una comisión adicional, deberá ser señalado desde el primer momento, para evitar cualquier eventualidad.

En el caso de arrendadores, generalmente, el pago se realiza cuando se ha firmado el contrato de alquiler. Y suele corresponder con una cuota del alquiler. Aunque todo dependerá de los acuerdos llegados por ambas partes al momento de solicitar el servicio. Sea cual sea el caso, en todo momento se puede solicitar una factura con los servicios de los que nos hemos beneficiado.

En el caso del vendedor o arrendatario

Al igual que hemos expuesto anteriormente, el pago de las comisiones puede ser compartida, y dependerá del acuerdo previo entre la agencia inmobiliaria y quien solicita el servicio.

En el caso de los vendedores, hay agencias inmobiliarias que cobran la comisión inmobiliaria antes de efectuar el proceso de venta. En otros casos, se comparte la comisión entre comprador y vendedor. O se cobra un 50% al comenzar el proceso de venta, y al finalizarlo se paga el porcentaje restante.

En el caso de que el arrendatario se encargue de pagar la comisión inmobiliaria, lo normal es que se haga una vez que se haya firmado el contrato de arrendamiento. No obstante, al no haber una legislación, todo quedará del acuerdo entre las partes.

Además, es conveniente pedir facturas en las que consten los servicios realizados, para evitar cualquier problema o malentendido.

¿Se puede desgravar la comisión inmobiliaria?

Cuando se realiza la compraventa de un inmueble, por lo general, se deberán pagar algunos impuestos. Así como una comisión inmobiliaria que puede ser desgravada en algunos casos. Esta operación puede realizarse al pagar el Impuesto Sobre la Renta de Personas Físicas o Renta.

Para esto, se deberán tomar los valores de venta y compra de la propiedad, sumándole o restándole a cada uno como corresponda.

Para calcular el valor de la compra, se deberán sumar todos los gastos como el precio de compra, los gastos de notaría y los impuestos. Además de esto, se incluirán los gastos referidos a las reformas de la propiedad, como ampliaciones y el aumento de capacidad habitacional de la vivienda.

Por otra parte, al valor de la venta, se deberán restar los gastos y tributos pagados para realizar la operación, como plusvalía municipal, gastos de notaría y la gestoría. Y, entre estos valores que se restarán, también se encuentra la comisión inmobiliaria.

Si logramos con esta cuenta, incrementar el precio de compra y reducir el de venta, podremos desgravar la comisión inmobiliaria, cuando se pague el IRPF. Para realizar esta operación, es de gran importancia justificar claramente los conceptos, para evitar que Hacienda reclame por mala justificación de conceptos.

Como esta operación suele traer diversos problemas entre particulares y Hacienda, la agencia inmobiliaria, ofrece realizar el cálculo. Por ejemplo, si decides vender tu casa en Cerdanyola del Vallès, en Banker & House podemos ayudarte con este trámite. Ello porque contamos con una gran cartera de profesionales, entre ellos, abogados y expertos en fiscalización.

Una fórmula útil para realizar el cálculo puede ser la siguiente:

Valor de adquisición del inmueble (compra): se sumarán, el precio de compra + inversiones y ampliaciones + gastos relativos a la compra (gestiones, comisiones, etc.) – amortizaciones.

Valor de transmisión (venta): precio de venta – gastos y tributos.

Ganancia patrimonial: valor de transmisión – valor de adquisición.

Comparar Listados


This will close in 0 seconds