fbpx
Sus resultados de búsqueda

¿Cuál es el mejor momento del año para vender tú vivienda?

Publicado por Banker & House en 10/08/2021
0

Esta es una pregunta que suelen plantearse todos aquellos que están pensando en poner a la venta su vivienda. Pero, ¿realmente existe una mejor época para vender un piso? ¿o simplemente no importa el período del año en el que se ponga a la venta en el mercado? Por ello, aquí queremos hablar sobre cuál es el mejor momento del año para vender tú vivienda.

Dudas como si es preferible poner a la venta tu vivienda en una determinada fecha o en otra. O si el momento en el que la pongamos a la venta tendrá un impacto en el tiempo en que se cierre la operación, surgen en reiteradas ocasiones.

Para esclarecer esta duda, deberíamos partir de la base de que, en buena medida, la compra se hace por una necesidad. Y cualquier momento puede ser una buena ocasión, siempre y cuando, se encuentra una oportunidad o la casa deseada.

Sin embargo, si nos remitimos a las estadísticas, veremos que éstas marcan algunos meses con mayor movimiento. Por ejemplo, en la época estival es cuando se logran cerrar más operaciones, pudiendo vender mi casa rápido

Las cifras respaldan esta aseveración, demostrando que el verano se ha consolidado como un buen momento para vender un inmueble. Así lo ha destaca Montse Borras, directora de Banker & House, que indica que durante el verano “los clientes tienen tiempo para patearse más zonas’”, buscando más viviendas que les pueden interesar.

Por lo general, durante el verano las personas cuentan con vacaciones. Y, por lo tanto, tienen una mayor disponibilidad horaria para programar visitas a los inmuebles que les interesan. A esto se une, una mayor tranquilidad y una mejor perspectiva para analizar y tomar una decisión tan importante.

Otro aspecto importante es que, durante el verano revisamos nuestros objetivos. Por lo cual, muchas familias deciden cambiar de casa y buscar una alternativa más grande o que tenga mejores equipamientos, como una piscina. Equipamientos que tienen un mayor atractivo para compradores en la ciudad y, sobre todo, durante el verano.

Adicionalmente, tenemos que destacar que, durante el verano, los portales inmobiliarios continúan trabajando. Estos no cierran, incluso generan una mayor cantidad de visitas a sus inmuebles. Los usuarios que hacen usos de estos portales son clientes potenciales, los cuales tienen un mayor interés en encontrar una nueva casa. Con todo esto, la oferta de viviendas suele ser más abundante. Y por lo tanto hay una mayor competencia y una mayor posibilidad de negociación.

Agosto y septiembre, meses importantes

El interés de los potenciales clientes se consolida a lo largo del verano, no únicamente al inicio de este. Los datos de Banker & House (basados en nuestras transacciones), demuestran que, tanto agosto como septiembre se han convertido en una excelente época para la adquisición de una vivienda. 

Con respecto a la segunda residencia, quienes no compraron antes de las vacaciones, en agosto tendrán más tiempo para visitar zonas o viviendas que les puedan interesar. En este punto, tendremos una variable fundamental, que ya nos encontramos finalizando las vacaciones.

En este momento, terminando las vacaciones, el comprador podrá conseguir alguna rebaja. Ya que, si al finalizar este periodo el propietario no ha conseguido vender su propiedad, lo normal es que tenga que esperar hasta Semana Santa. Y, algunos propietarios van a preferir bajar el precio y ahorrarse los gastos de esos meses. Si quieres vender tu casa, es probable que, durante la época de verano, tengas un mayor éxito.

El mercado se reactiva durante la primavera

Por lo general, con la llegada de la primavera el mercado inmobiliario se reactiva. Desde la llegada de la primavera, los meses siguientes serán muy activos tanto para la primera como para la segunda residencia y esto responde a diversos motivos. 

Es así que, por un lado, nos encontramos con que muchos vendedores prefieren hacer los deberes antes de irse de vacaciones, repercutiendo esto en una mayor oferta en el mercado. Adicionalmente, el comprador de primera residencia, se plantea comprar durante este periodo ya que, le permite hacer obras si esto fuera necesario. O, por ejemplo, cambiar a sus hijos de colegio para el siguiente curso. Sin lugar a dudas, estos dos elementos unidos van a ayudar a que esos meses sean buenos.

Con respecto a quienes buscan una segunda residencia, también se plantean esta época como el momento propicio para comprar. Para Semana Santa el mercado de segunda vivienda se reactiva, luego de la ralentización del invierno. De esta forma, quienes realizan la compra en esta época, podrán disfrutar de su nueva vivienda en las vacaciones de verano.

En contraposición a los meses activos, octubre, enero y febrero tienden a ser los meses de menor actividad. Existen dos razones fundamentales para que los meses de invierno sean menos activos. Y es, las Navidades y la cuesta de enero, hacen que el mercado se ralentice.

En muchas ocasiones, debido a motivos fiscales y al llamado efecto frontera del cambio de ejercicio, en los meses finales de año suelen realizarse más operaciones, teniendo un mayor impacto sobre todo en las zonas de costa. Ya que, los propietarios de estas propiedades costeras, normalmente de segunda vivienda piensan más en vender unos inmuebles que apenas utilizan en invierno.

Desde Banker & House, inmobiliaria, esperamos haber podido aclarar tus dudas y no olvides que nuestro equipo de profesionales está aquí para ayudarte a conseguir tus objetivos de venta.

Comparar Listados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad