Sus resultados de búsqueda

¿Qué es la intermediación inmobiliaria?

Publicado por Banker & House en 18/03/2022

Seguro que habrás oído hablar muchas veces de la intermediación inmobiliaria. Un término, que si te estás comprando una casa o piso te sonará bastante. Pero, ¿Qué es la intermediación inmobiliaria? Pues no es otra cosa que el trabajo que hacemos los agentes inmobiliarios y las agencias para lograr vender una propiedad en las mejores condiciones. O, que nuestros clientes accedan a la vivienda de sus sueños de forma rápida y cómoda. ¿Te interesa saber más? 

Intermediación inmobiliaria, qué es y para qué sirve

Realizar cualquier transacción inmobiliaria puede llevarnos mucho tiempo. Algo que también se traduce en pérdida de dinero. Y, sobre todo, en malestar. Pero, si utilizamos los servicios de la intermediación inmobiliaria esto no tiene por qué ser así. Ya que, al ser el intermediador el que lleve a cabo la mayor parte de los trámites, podremos ahorrar en tiempo y en dinero.

La intermediación inmobiliaria es un servicio profesional que llevan a cabo los agentes inmobiliarios o las agencias inmobiliarias. Profesionales que intervienen en todos los procesos de compra-venta de un inmueble, bajo ciertas condiciones preestablecidas previamente.

En España, estas condiciones deben venir fijadas en un contrato firmado por ambas partes. Es decir, la parte que compra o vende el inmueble, y quien ejerce la intermediación inmobiliaria. Este contrato deberá contener, los datos del comprador o vendedor, de la propiedad, precio de la negociación, y las condiciones en que el intermediario se encargará del proceso.

De igual forma, establecerá los honorarios percibidos por la intermediación inmobiliaria y la duración del contrato entre las partes. Además de establecer las condiciones para su renovación.

El propietario deberá dejar constancia en este contrato, si trabaja con un agente o agencia en contrato de exclusividad inmobiliaria. O si utiliza los servicios de varios, dejando por escrito quienes son todos los participantes en la negociación.

Otra de las condiciones que deben aparecer, es el permiso del propietario para hacer fotografías, videos del inmueble y para tomar datos sobre el mismo. Siendo esto, un requisito legal.

Cuando se finaliza el proceso y se realiza la entrega de las llaves, esta entrega deberá quedar reflejada en el contrato de intermediación inmobiliaria. Así, se dejará constancia de que el comprador recibió las llaves del inmueble.

Evidentemente estos servicios deberán ser pagados, pero los beneficios de contar con una intermediación inmobiliaria son muchos. De manera que, el pago por este servicio profesional se verá realmente compensado. Pues, la intermediación inmobiliaria nos proporcionará un soporte legal en todo el proceso y nos facilitará la negociación. Y, con todo ello ahorraremos en tiempo y dinero. 

Ventajas de contar con un intermediador inmobiliario

Contar con un intermediador inmobiliario será beneficioso para ambas partes. Tanto para el comprador como para quien quiere vender una casa rápido o cualquier otro tipo de inmueble.

Veamos primeramente los beneficios generales, para luego conocer puntualmente, los beneficios a vendedores y compradores.

Ventajas generales de la intermediación inmobiliaria

  1. Se protegen al máximo los intereses del cliente: no importa si es comprador o vendedor, el intermediador inmobiliario, buscará que se perciban los mejores beneficios de la transacción.
  2. Información veraz y continua: el intermediador inmobiliario, ofrecerá reportes constantes y veraces de la situación de los inmuebles, sea el cliente comprador o vendedor.
  3. Ahorro de tiempo: como el intermediador inmobiliario conoce el mercado a profundidad y todo lo que conlleva la negociación, facilitará todos los procesos. Esto permitirá a la parte interesada ahorrar una gran cantidad de tiempo y dinero.

Ventajas de la intermediación inmobiliaria para los vendedores

  1. Conocimiento del mercado inmobiliario: gracias al big data inmobiliario, el agente o agencia encargada de la intermediación inmobiliaria, facilitará que el vendedor obtenga el mejor precio posible.
  2. Confianza y seguridad a la hora de realizar la venta: en el mercado inmobiliario existen numerosas ofertas engañosas o fraudulentas que podrás evitar. Un intermediario inmobiliario buscará compradores serios y verificados para evitar cualquier enredo legal.
  3. Se encarga de todos los trámites legales: el agente o agencia encargada de la intermediación inmobiliaria agilizará todos los procesos legales. El vendedor podrá ahorrarse todo lo engorroso del proceso, tiempo y dinero.
  4. Realiza todo el trabajo de intermediación: el vendedor no tendrá que preocuparse por conseguir compradores, ya que, de todo ello, se encarga la intermediación inmobiliaria. Además, será la agencia la que enseñe la vivienda y acompañe al vendedor hasta la finalización del proceso.
  5. Podrá beneficiarse del home staging: En la actualidad son muchas las inmobiliarias que ofrecen un servicio de home staging. Con él, podrá mejorarse la imagen del inmueble a vender, lo que atraerá a más posibles compradores.  

Ventajas de la intermediación inmobiliaria para los compradores

  1. Búsqueda de inmuebles ajustados al comprador: el agente o agencia encargada buscará el inmueble adecuado para cada comprador. Se ajustará a los parámetros financieros de este, ubicando las mejores propiedades en relación calidad – precio.
  2. Ofrece los mejores beneficios en la negociación: con la ayuda de la intermediación inmobiliaria, se podrán negociar los precios de compra. Asimismo, podrá asegurarse que la negociación sea lo más satisfactoria posible para el comprador.
  3. Seguridad legal: al igual que en el caso de los vendedores, la intermediación inmobiliaria, se encargará de todos los aspectos legales. Hará hincapié en la evaluación legal de cada propuesta, para evitar fraudes, ofertas engañosas, o cualquier problema legal que podría haber en potenciales compradores. 
  4. Podrán contar con un bróker inmobiliario: Si los compradores quieren invertir en activos inmobiliarios, podrán beneficiarse de la figura del bróker inmobiliario. Un profesional que buscará la mejor alternativa para invertir en inmuebles.

Dónde podemos encontrar este tipo de profesionales

Como ya hemos comentado, podremos encontrar intermediadores inmobiliarios independientes o en agencias inmobiliarias. Se trata de profesionales que podrán cooperar en todo el proceso de negociación de compra-venta de los clientes que soliciten este servicio.

Su importancia radica en que permiten agilizar todo el proceso de compra o venta de una propiedad. Y, le aseguran a su cliente, tanto la protección de sus intereses como conseguir los mejores beneficios en la negociación.

Además de esto, acompañará al cliente en todo el proceso, incluyendo la parte legal. Una de las áreas donde se producen más problemas a la hora de realizar una compra o venta de bienes raíces. El intermediador inmobiliario se asegurará de que todos los documentos y situación legal se encuentre en orden. Tanto en lo concerniente al inmueble como a los propietarios, evitando así, problemas legales futuros.

Contratar los servicios de un intermediador inmobiliario, a través de nuestra agencia inmobiliaria de Cerdanyola, asegurará la máxima profesionalidad, confianza, y código ético. De esta manera, la negociación funcionará de manera excelente en todo momento.

Al tratarse de un intermediador inmobiliario en una agencia, se logrará una mayor rapidez en todo el proceso. Esto, sobre todo, gracias a la amplia red de contactos que maneja la agencia inmobiliaria, junto a su prestigio profesional y la profesionalidad de su marca.

El conocimiento del mercado inmobiliario, es otra razón, para buscar un intermediador inmobiliario en las agencias. Ya que indicará todo lo referente a precios, inversiones, posibles riesgos, o beneficios. 

Fases en las que nos ayudará un intermediador

Solicitar los servicios de un intermediador inmobiliario, y una agencia inmobiliaria, traerá ciertas responsabilidades legales de ambas partes. Como ya hemos dicho, todas ellas serán pactadas a través de contratos.

Por esta razón, es muy importante conocer las cláusulas y leer detenidamente los documentos. Además de preguntar a tu agente inmobiliario todo aquello que no comprendas. Así, se evitarán posibles malentendidos. Entre los contratos que se suelen realizar destacamos:

Contrato de mediación inmobiliaria: 

Es un contrato que deberá estar firmado, tanto por el propietario del inmueble, como por la agencia inmobiliaria. En él se asientan las condiciones de acción de cada una de las partes, así como los derechos y las obligaciones de cada una de las partes.

Se trata de un paso necesario e importante para acceder a los servicios del intermediador. Un servicio que agilizará todo el proceso de negociación, permitiendo que la compra-venta, alquiler, etc., se haga en el menor tiempo posible.

En este contrato inmobiliario, se deberán establecer los honorarios y comisiones de la agencia inmobiliaria. Y el momento en el que deberán abonarse por la persona o personas que hayan pedido el servicio de intermediación inmobiliaria. Que podrá ser en el momento de la firma del contrato o cuando se cierra la venta del inmueble. 

Aunque, para cobrar ese derecho a comisión, la ley española estipula un período de tres años. Un periodo que comenzará a contarse desde el momento en que ambas partes, han llevado a cabo la negociación.

El servicio de intermediación inmobiliaria pondrá en contacto a compradores y vendedores. Pero, cualquier negociación que deje fuera a la inmobiliaria podrá ser tema de demanda por parte de ésta. Ya que, esa negociación es fruto del trabajo del intermediador inmobiliario que no podrá quedar a parte según el contrato firmado.

Contrato de exclusividad inmobiliaria

Este contrato permitirá a la agencia inmobiliaria que se ha contratado, negociar la compra-venta, arrendar o alquilar de forma exclusiva. De esta forma gestionarán todo lo referente a la vivienda para la que se firme el contrato de exclusividad sin la intervención de ninguna otra parte, incluyendo el propietario.

Las condiciones por las que se realiza este acuerdo, quedarán pautadas en el contrato que ambas partes hayan firmado. Pudiendo ser motivo de demanda, el romper los acuerdos allí pactados.

En caso de romperse el pacto, es decir, si se alquila o se vende la propiedad fuera del contrato de exclusividad, el propietario deberá pagar un porcentaje. Este se pagará por haber roto el contrato, todo dependerá de la acción y las obligaciones de las partes.

Por otra parte, este contrato también ofrecerá ventajas al interesado. Ya que, la agencia podrá utilizar todos sus recursos, para conseguir la compra-venta, alquiler, arrendamiento, etc., lo más pronto posible. 

Contrato de arras

El contrato de arras para inmuebles se realiza para asegurar a un comprador la compra de un inmueble. Se evita así que otro comprador se haga con la propiedad antes de concretarse el negocio.

Cuando se realiza este acuerdo, el comprador debe pagar una cantidad pactada por ambas partes. Esto se hace a manera de compromiso y con el fin de acceder a la compra, que, de ser rota por una de las partes, acarreará consecuencias económicas para quien incumpla.

Esto suele suceder, cuando el comprador aún está finalizando los términos de financiación de la propiedad. Es decir, mientras que se consigue negociar una hipoteca, la adquisición de créditos, préstamos, etc., con la tranquilidad que el inmueble será suyo.

En caso de romperse el contrato, la ley española advierte, que si el vendedor rompe el acuerdo deberá indemnizar al comprador. Si el acuerdo se rompe por el comprador perderá el pago del anticipo.

 

Comparar Listados