Sus resultados de búsqueda

Cines El Punt de Cerdanyola del Vallès, fin de una época

Publicado por Banker & House en 05/11/2021
0

 

Hasta hace poco Cerdanyola del Vallès contaba con unas salas de cine que eran el punto de referencia del entretenimiento y ocio de la ciudad. Estos eran los Cines El Punt de Cerdanyola del Vallès, el punto de encuentro para muchos jóvenes y niños. Sin embargo, la venta de estos cines a una promotora para la construcción de una promoción de viviendas ha puesto el punto y final a una época muy importante del cine en la localidad.

Así lo confirmó el propietario de las salas El Punt, Pere Sallent, quien a través de la web de los cines anunció el cierre definitivo de este histórico cine. Único cine comercial que quedaba en Cerdanyola del Vallès.

Es así que, luego de más 75 años y tres generaciones de la familia Sallent regentando el negocio, el cierre de estos cines es definitivo, decisión que se tomó hace un tiempo. El propietario de los cines El Punt, Pere Sallent, explicó que el cierre de estos cines se iba a realizar de manera posterior, pero debido a la crisis del coronavirus, este se ha visto acelerado.

 

 

 

Hace unos años ya se tuvo conocimiento que la empresa propietaria de estos cines llegó a un acuerdo con una constructora para el cierre de las salas para la construcción en este solar de una promoción de viviendas. En ese momento se anunció que el cierre se produciría a lo largo de 2020.

Este anuncio logró despertar una gran preocupación en el municipio y su gente, quienes impulsaron una recogida de firmas en la plataforma Change.org con la finalidad de evitar el cierre definitivo de las salas, llegando a recoger más de 7000 firmas.

Cines El Punt, una empresa familiar

Como en su antigua web de Cinemes El Punt se explica, esta es una empresa pequeña, de carácter familiar, y que se encuentra dedicada a la exhibición cinematográfica. El origen de esta empresa familiar se remonta al cine Kursaal de Cerdanyola, el cual fue abierto en el año de 1944. Esta empresa fue dirigida por tres generaciones de la misma familia.

Además del cine El Punt que se ubicaba en Cerdanyola, el cual contaba con 11 salas, también tenía cines en Alzira, con 10 salas y en Cornellà, donde cuenta con 28 salas. Con esto, la empresa llegó a gestionar un total de 49 pantallas y 6.600 butacas.

Las salas de estos cines se encontraban integradas en ACEC, asociación que llegó a gestionar más de 43 complejos de cine. La integración en una gran cadena resultó en un acierto ya que esta es indispensable en un mercado donde la oferta cinematográfica se encontraba concentrada en muy pocas manos de carácter multinacional.

 

El objetivo de la empresa, según su página web, se centraba en realizar su trabajo lo mejor posible, procurando no equivocarse demasiado a menudo y, sobre todo, intentando disfrutar lo que hacían. Una de las características diferenciadoras por las que apostaba la empresa era primar la calidad sobre la cantidad, procurando mejorar constantemente en sus productos y servicios, buscando la innovación e intentando lograr siempre un cambio. Se situaban como un referente en el sector cinematográfico.

Además, sostenían que aplicaban siempre en sus salas las tendencias mundiales, y procuraban estar entre los primeros en probar y aplicar los nuevos productos y servicios que mejoraban la experiencia de asistir al cine.

También optaron por una experiencia más inmersiva para el espectador, aplicando las últimas tecnologías digitales de proyección como son el 2D y el 3D. También apostaron por el rediseño de las salas de cine, logrando así una experiencia cinematográfica mucho más intensa.

Creían firmemente que la aplicación de las últimas tecnologías era el camino a seguir si las salas de cine querían seguir siendo económicamente viables en el entorno de las tecnologías audiovisuales domésticas del futuro.

 

 

El fin del histórico cine El Punt de Cerdanyola

El cierre de las salas de cine se ha incrementado significativamente, ocupando una gran cantidad de titulares en periódicos. Hace algunos meses, el trabajo de maquinarias y excavadoras ponían punto final a la existencia de El Punt, la icónica sala de Cerdanyola del Vallès, terminando con 75 años de historias.

Estos trabajos, que han iniciado en la primera mitad de este año, nos han podido dejar ver las entrañas de las salas, las que fueron cerradas a inicios del año pasado, debido al estado de alarma. Este aceleró el final de uno de los cines con más historia de toda Cataluña, cerrando sus puertas el 14 de marzo con el estallido de la pandemia. Puertas que no volvieron a abrirse.

Hace tres años, en el 2018, Pere Sallent, propietario del cine El punt, tomó la decisión de vender el complejo que fue inaugurado por sus abuelos en el año de 1944, en la época de posguerra. El primer Kursaal tenía unas 500 butacas, las cuales llegaron a ser 2.000 repartidas en sus 11 salas.

 

Este cine marcó grandes hitos para la industria cinematográfica en Cerdanyola del Vallès, como la experiencia Fidelidad, que contaba con grandes sillones con respaldos y apoya pies con mesita de servicio. Para 2009 se estrenó Avatar con la tecnología 3D digital, siendo el primer cine catalán en ofrecer esta tecnología.

En Banker & House hemos querido rendir un pequeño homenaje a uno de los edificios más icónicos de Cerdanyola del Vallès, que acompañó por más de 75 años el ocio de muchos.

Comparar Listados